La fórmula de la gestión humanizada by Pedro Jaén

Hoy recordamos la LA FÓRMULA DE LA GESTIÓN HUMANIZADA, por nuestro compañero Pedro Jaén, un post imprescindible y que nos ha de llevar a reflexionar si gestionamos con H o no.

Una de las muchas cosas que nos planteamos el grupo de personas que formamos el Proyecto HUGES fue definir qué era para nosotros humanización.

Pensé: -esto no tiene que ser difícil ya que en realidad lo de ser humanos nos viene de serie ¿NO?- Pero quizás por ser tan obvio es tan complicado definirlo y aplicarlo, sobre todo en el mundo de la gestión.

Por eso lo enfoco como “Humanización de la Gestión”, que para mí  es ejercer el liderazgo invirtiendo en lo que nos hace inherentemente humanos: vulnerabilidad, empatía, emociones, sentimientos, imaginación, etc. Somos humanos porque sufrimos, porque podemos sentir y sentir por los demás.

Y es ahí donde se me antoja necesario desarrollar lo que yo llamo la Fórmula de La Gestión Humanizada y que está compuesta por estas tres constantes que también de alguna manera están representadas en nuestro Decálogo.

GH = (HS+AC) x VIP

HABILIDADES SOCIALES (HS)

Son el conjunto de estrategias de conducta y las capacidades para aplicar dichas conductas que nos ayudan a resolver una situación social de manera efectiva, es decir, aceptable para el propio sujeto y para el contexto social en el que está.

Es la habilidad para relacionarnos con las personas y con nuestro entorno.

Permiten expresar los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de modo adecuado a la situación en la cual el individuo se encuentra mientras respeta las conductas de los otros.

Estos comportamientos son necesarios para interactuar y relacionarse con los demás de forma efectiva y mutuamente satisfactoria.

Trabajar nuestras habilidades sociales nos dará seguridad  facilitando nuestras relaciones con las personas que conforman nuestro entorno. 

Nos dará la posibilidad de iniciar y mantener una conversación, de expresar nuestros  sentimientos, opiniones y nos será muy útil a la hora de afrontar un conflicto con seguridad. 

En definitiva las habilidades sociales nos ayudarán a alcanzar  un mayor número de éxitos personales en nuestras relaciones con los demás siempre respetando los derechos de la otra parte.

ACTITUD (AC)

La actitud es un procedimiento que conduce a un comportamiento en particular. 

Es la realización de una intención o propósito.

Según la psicología, la actitud es el comportamiento habitual que se produce en diferentes circunstancias.

Las actitudes determinan la vida anímica de cada individuo. 

Las actitudes están patentadas por las reacciones repetidas de una persona. 

Este término tiene una aplicación particular en el estudio del carácter, como indicación innata o adquirida, relativamente estable, para sentir y actuar de una manera determinada.

La actitud es la fuerza más poderosa que poseemos.

La administración es un trabajo y el liderazgo es una actitud, un conjunto de creencias y emociones; es un enfoque por y para las personas, mientras que la gestión es un conjunto de comportamientos y actividades. Sobre los líderes recae la responsabilidad de asegurar el bienestar de los empleados, fomentando su motivación, creatividad y autonomía.

Es por ello que al Líder se le debe pedir que no busque sólo su beneficio sino también el de quienes le rodean. Es decir una “Actitud Integradora” basada en una estrecha comunicación entre él y los colaboradores con el objetivo de unificación e integración. 

La actitud de un buen líder radica principalmente en valorar a la persona no únicamente en el desempeño del puesto. 

Valorar la Importancia de Las Personas (VIP)

  • La clave no son las estructuras sino cada persona que las conforman.
  • El trabajo es una actividad específicamente humana.

Las organizaciones se mueven por las personas que las componen, es por ello que se convierten en un activo importantísimo de las mismas.

Es necesario facilitarles apoyo, confianza, motivación y medios para que pongan al servicio de todos su competencia profesional, su capacidad creativa, a fin de que sean el autentico motor del cambio.

La importancia de las personas debe percibirse en todos los niveles de la organización.

 

Os invito a trabajar con la fórmula y desarrollarla en vuestro día a día.

Pedro Jaén Ferrer http://comunicacionenfermera.blogspot.com/2018/02/formula-de-la-gestion-humanizada.html

 

A %d blogueros les gusta esto: