Candela Calle Rodríguez

Licenciada en Medicina y Cirugía.  Diplomada en Alta Dirección de Empresas, actualmente directora gerente del Institut Català d’Oncologia.
Ha sido también gerente del Institut Català de la Salut, y diferentes cargos de gestión en centros sanitarios del sistema público catalán.

 

  1. ¿Qué es para Ud la humanización?

    Hablar de valores, hacer referencia a esa actitud humanista de tratar a las personas con dignidad y respeto, a modelos de relación y de asistencia centrados en la persona y al tratamiento del ser humano en su conjunto, de una forma integral. Relacionarnos desde el corazón y a través de las emociones.El proceso de humanización es parte fundamental de la calidad del servicio que se presta.
  2. ¿Tiene alguna experiencia personal en el mundo de la humanización de la sanidad?En las instituciones que he trabajado siempre he promovido la medicina basada en valores y en afectividad, esto supone la adopción en la práctica profesional de objetivos relacionados con los hechos de cuidar, acompañar y hacer el hospital más confortable. Pienso que junto con la medicina basada en la evidencia científica tenemos que promover la medicina basada en la afectividad y en los valores.Los gerentes siempre hablamos de eficiencia para hacer sostenible el sistema. No obstante si no tenemos en cuenta el afecto no avanzaremos hacia un mejor modelo.En los últimos años estamos asistiendo a una profunda transformación en la prestación de cuidados y en la asistencia sanitaria. Los avances médicos están consiguiendo que, afortunadamente, algunas patologías que hasta hace poco eran incurables se hayan convertido en enfermedades crónicas. El ámbito del cáncer es un buen ejemplo de ello. Por primera vez en la historia de la humanidad, más de la mitad de los pacientes oncológicos superan la enfermedad. Y muchos otros consiguen convivir con ella durante años o incluso décadas.El ICO integra un modelo de atención al paciente que combina la excelencia clínica y la afectividad humana en su trato con el paciente y sus cuidadores, actuando más allá de la enfermedad, siendo consciente del impacto que genera la situación de vulnerabilidad que suponen los cambios que se producen en el entorno familiar, social y laboral.

    Gracias a programas como Conviure amb el Càncer, que desarrollamos en el ICO, acompañamos a los pacientes durante toda la enfermedad mejorando su bienestar y calidad de vida. De hecho hace unos días nos llegaron los resultados de las encuestas de satisfacción que lleva a cabo el Departament de Salut “el Plaensa “ y somos el número 1 en Cataluña  por las buenas valoraciones que hemos tenido en cuanto el trato de la enfermería, médicos, la acogida y el alta, información,  información y la escucha activa con el paciente y la familia. Obtener una puntuación del 100% para nosotros es muy importante, porque es el reflejo de lo que hacen nuestros profesionales y es un reconocimiento para ellos.

    Entre los valores éticos que guían las actuaciones del ICO destaca el posicionamiento del paciente y la familia, el eje central del sistema. Además tenemos incorporado el diálogo, haciendo participes a los familiares y pacientes en el proceso para darles una atención integral, manteniendo el máximo respeto por la dignidad y la libertad individual.

    Nuestro modelo de gestión integra las expectativas de los pacientes y familiares y nuestro liderazgo favorece la participación y la transparencia.

  1. ¿Como humanizaría el mundo de la gestión?

    Un hospital más humano busca responder a las necesidades de la persona enferma como “ser integral”. Considera la persona enferma como centro y existe una adecuada interrelación entre profesionales y pacientes para asegurar las decisiones que se toman respecto a su proceso asistencial. Se valora y acepta la participación de la familia en el proceso de salud y enfermedad.

    Pero yo soy una gran defensora de la humanización, de la gobernanza y de la gestión.

    La gestión se enfoca hacia un hospital abierto y transparente en cuanto a la estructura humana y física y se crean indicadores que permiten un cambio permanente de actitud mediante estrategias participativas.

    Una gestión humanizadora tiene en cuenta también la influencia de la digitalización y su influencia en la gestión de la salud para implantar procedimientos más empáticos con el paciente y sus familiares.

    La e-Salud y la medicina personalizada han supuesto la revolución más importante en el campo de la salud desde el advenimiento de la medicina moderna y una oportunidad para el cambio y la mejora de la gestión sanitaria y del conjunto de sus procesos desde una visión humanística.

    Crear instituciones más transparentes en las que las relaciones de todos sean abiertas con una escucha y comunicación emocional. Esto genera una cultura en las instituciones que las convierte en organizaciones con relaciones de confianza entre los órganos de gobierno de gestión, de gobernanza y atención directa.  

  2. ¿Opina que los valores y la ética van de la mano a la hora de re-humanizar la organización?Por supuesto, uno de los puntos importantes para humanizar un centro sanitario es contar con un liderazgo de valores, inspirador y transformador, que transmita y posibilite valores de la solidaridad, compasión y honestidad.Además, promueve un clima organizacional más humano y cálido con canales de comunicación eficientes y favorece la investigación y el mejoramiento de técnicas y calidad del servicio, en concordancia con la ética y bioética.En el ICO, el modelo de gestión está basado en nuestros cinco valores:“Pensar como paciente”,
    “Calidad con calidez”,
    “Equipos a tu lado”,
    “Investigación e innovación para mejorar el futuro” y
    “Decisiones con conocimiento “.

    Los valores son el fundamento de nuestra gestión humanizada e impregnan la labor y la actitud de todos nuestros profesionales.

  3. ¿Dónde debe iniciarse la humanización?

    Hablar, escuchar, poner en práctica las sugerencias, dar respuesta a las expectativas y evaluar, ayuda a transformar el modelo sanitario en un modelo participativo con un valor añadido para transformar y humanizar las organizaciones futuras.

    Para humanizar un centro sanitario se han de tener en cuenta tres dimensiones: el paciente y su familia, los profesionales y la estructura organizativa.

    En el caso del paciente y su familia, tal como ya he señalado, se ha de cuidar el bienestar y el confort y prestarle una atención individualizada, así como fomentar el tejido de asociaciones de pacientes para dotar a los pacientes de conocimientos específicos y seguir mejorando el sistema sanitario para que tenga la máxima calidad y eficiencia.

    En cuanto a los profesionales, sobre todo se ha de poner énfasis en la formación y en el desarrollo de las competencias en el campo de la bioética, las habilidades de comunicación, el acompañamiento en el duelo, la comunicación con los pacientes, la gestión emocional y la gestión del estrés y el miedo. Asimismo, se ha de contar con un sistema de evaluación del desempeño, unos canales de comunicación eficientes y se ha de tender a mejorar continuamente las técnicas y la calidad del servicio en concordancia con los valores de la institución y la ética.

    La estructura organizativa tiene que basarse en la participación, colaboración y empatía, solo así ayudaremos a transformar y humanizar las organizaciones sanitarias. La humanización en la gestión sanitaria tiene que tener en cuenta la influencia de la tecnología digital y como esta influencia en la gestión de la salud, y al mismo tiempo permite implantar procedimientos más empáticos con el paciente y sus familiares. Un hospital humanizado promueve una vida saludable, puede reducir los ingresos y empodera y corresponsabiliza al paciente y a la familia. Pero hay que tener presente que la sobrecarga de trabajo para los profesionales puede dificultar el avance en la humanización de los centros, la inestabilidad de profesionales también puede influir, por eso este año estamos haciendo oposiciones para que todos nuestros profesionales tengan su plaza fija.

    Los lideres cada vez deben trabajar más por valores y juntamente con los profesionales deben estar formados en habilidades emocionales y de comunicación. Para tener resultados buenos tenemos que cuidar a los trabajadores para que ellos cuiden bien a los pacientes y familiares

  4. ¿Conoce a algún personaje histórico que fuera humanizador?Gandhi, la Madre Teresa de Calcuta y Mandela. Gregorio Marañón, médico, humanista y liberal. Vicente Ferrer y Sor Ángela de la Cruz, una monja sevillana que transformó la manera de atender a enfermos y los más necesitados.
  5. Por su experiencia como gestora sanitaria, ¿cómo cree que debería enfocar el Proyecto HUGES sus actividades?Yo creo que con el decálogo HUGES abordáis todos los temas que se deben trabajar para humanizar la gestión y así humanizar la asistencia sanitaria.Pienso que es importante que todos los actores, gestores, profesionales, pacientes, familiares colaboremos en la humanización de las instituciones y se puedan proponer  acciones para hacer la gestión y los hospitales más humanos.

 

A %d blogueros les gusta esto: