Pilar Manchón Gabás

Directora Asistencial de Centro de Diagnóstico por Imagen Dr. Manchón y Directora de la Unidad de Diagnóstico Integral de Patología Mamaria.

Ser médico es su pasión. Siempre quiso serlo, quizás por su admiración a su padre y a su abuelo, grandes profesionales de la radiología. Crecer junto a ellos le permitió conocer de cerca lo que significaba esta profesión. Sólo la informática le tentó por un momento pero con una especialidad tan tecnológica como el diagnóstico por imagen siente que tengo el equilibrio perfecto.

Cree en la medicina personalizada donde se debe tener en cuenta a la persona y no sólo la enfermedad a la que nos enfrentamos. Cree que la relación con el paciente ha cambiado y que debemos responder a lo que los nuevos pacientes esperan de nosotros. Cree que la comunicación con el paciente puede aliviar mucho sufrimiento y que eso es por lo que es médico.

¿Qué es para Ud la humanización?

Humanización en asistencia sanitaria es el cuidado de aquellos aspectos psico-sociales de igual manera que cuidamos los aspectos biológicos de los pacientes. Debemos buscar un enfoque más holístico que complemente nuestra excelencia técnica actual. El cuidado integral de la persona es el objetivo. Los familiares que acompañan a los pacientes y los profesionales también deben tener un programa de humanización para ellos.

¿Tiene alguna experiencia personal en el mundo de la humanización de la sanidad?

En mi quehacer diario veo muchas oportunidades de humanización. Los pacientes son mis mejores inspiradores y maestros. Escuchando a los pacientes es fácil detectar dónde podemos mejorar. Para ello hay que saber escuchar y estar atentos a sus gestos.

¿Como humanizaría el mundo de la gestión?

Cualquier proyecto de humanización implica humanizar la gestión y desde luego el primer pilar es empezar por cuidar a los profesionales y darles la formación adecuada.

¿Opina que los valores y la ética van de la mano a la hora de re-humanizar la organización?

Desde luego, los valores y la ética de las organizaciones son un pilar para la re-humanización.

¿Dónde debe iniciarse la humanización?

Como te decía, empezar por los profesionales es prioridad:cuidar al que cuida y dar formación adecuada. El burnout del profesional sanitario es nuestro verdadero enemigo.

¿Conoce a algún personaje histórico que fuera humanizador?

Aunque se trata de un personaje de la historia reciente, me parece una figura relevante Albert Jovell. Su condición de médico y paciente aportó a la medicina una mirada diferente. Su voluntad de imprimir un cambio en la medicina superó a sus dificultades personales. Afortunadamente tuve el placer de escuchar una de sus charlas ya al final de su vida. Seguramente marcó en mi un cambio. Al conocerlo reconocí en mi una necesidad de imprimir a la medicina valores humanistas más potentes.

Por su experiencia como radiologa y ferviente entusiasta de la humanización que tendría que hacer el Proyecto HUGES a nivel formativo.

El proyecto HUGES debería ofrecer formación para la gestión de personas en base a la demostración de que la humanización es además una herramienta para la eficiencia y la lucha contra el burnout. Implicar a los gestores es el primer paso para cualquier proyecto de humanización en cualquier unidad o especialidad. En el caso de la radiología no tengo duda que la gestión de personas es el pilar principal.

A %d blogueros les gusta esto: