Teresa Pacheco Tabuenca

Doctora en Psicología. Especialista en Psicología de Emergencias y sucesos de gran Magnitud. Especialista en Conducta Suicida. Trayectoria profesional: he trabajado como psicóloga en Cruz Roja en programas socio-sanitarios; posteriormente en el ámbito de Rehabilitación Psicosocial y del 2003 – 2017 como psicóloga de emergencias en SAMUR – Protección Civil. Desde 2017 Subdirectora General de Humanización de la Asistencia Sanitaria (Consejería de Sanidad – Comunidad de Madrid)

1.¿Qué es para Ud la humanización?

Para mí lo primero la humanización en la Sanidad es “re- humanizar”, porque en definitiva lo que estamos haciendo es poner el punto de mira en algo que quizás hemos dejado de lado en algunos aspectos. El avance tecnológico y técnico en la sanidad es abrumador, pero quizás en la parte social ha habido un retroceso. Cada vez somos más individualistas, no conocemos al otro y eso supone un retroceso en todos los ámbitos, incluido el sanitario.

Re-Humanizar para mí es mirar hacia la persona (paciente, familia o profesional).

Es ese proceso en el que no sólo es importante lo técnico y lo biológico, lo psico-social también es necesario, o de otra forma estaríamos actuando de forma sesgada y no aportando el plus que todos necesitamos. Hay que cuidar de las personas desde esta perspectiva. Para mí re-humanizar es dejar de llamar a las personas como si fueran una enfermedad o un número (“ la habitación 203”), para mí re-humanizar es mirar a los ojos, hacernos comprender, coger la mano si es oportuno, escuchar, preguntar, tener paciencia, ser flexibles, es interesarme por las personas desde la sinceridad y la autenticidad. Par mí re -humanizar es tener en cuenta el momento vital de la persona que tenemos enfrente, tener en cuenta sus circunstancias, porque todos sabemos que la vida es una montaña rusa y que hay momentos mejores y peores, pero tengo que tener en cuenta en qué momento se encuentra la persona cuando le damos un diagnóstico, una mala noticia, cuando hay que recibir un tratamiento y seguirlo, etc. . Para mí humanizar es también respetar y potenciar la dignidad de las personas. En definitiva, y tal y como dijo Gregorio Marañon, la técnica más novedosa es “la silla”, la silla para sentarse junto al paciente, cogerle de la mano y escucharle. Re- humanizar es emplear esa “silla”.

2.¿Tiene alguna experiencia personal en el mundo de la humanización de la sanidad?

Como profesional, mi trayectoria y profesión (soy psicóloga) siempre ha estado basada en la humanización, porque me he formado para cuidar del otro y tener una perspectiva integral. Actualmente, y desde septiembre del 2017 se me ha ofrecido la maravillosa oportunidad de trabajar por mejorar la humanización de la asistencia sanitaria en los centros dependientes del SERMAS, potenciando actuaciones que ya se venían desarrollando y activar otras novedosas, con el objetivo último de mejorar y dar calidad a nuestra asistencia. Esta tarea no es fácil, puesto que implica tener una visión muy general y al mismo tiempo, implica llegar a las personas. El Plan de Humanización es una estrategia, y las estrategias deben llegar a las personas, no quedar en papel y por ello, y a pesar de que este plan se diseñó para ser ejecutado hasta el 2019 (inclusive), es una labor que debe continuar. No podemos pensar que en pocos años ya hemos logrado todo.
Como familiar, he vivido la humanización en el cuidado desde perspectivas muy positivas (cuando te escuchan, te tienen en cuenta, te hacen participes de las decisiones, etc.) y también desde algunas muy negativas (cuando ni te saludan, ni te miran a los ojos en ese momento en el que te están diciendo esa “mala noticia”, cuando no te dan información o cuando te hacen responsable de decisiones que no eres capaz de gestionar ni afrontar”.

Creo que tenemos grandes profesionales en la Sanidad y que somos unos privilegiados, pero como todo, existen casos donde hay que mejorar, y en eso estamos trabajando.

3.¿Cómo humanizaría el mundo de la gestión?

El primer paso creo que es hacerse esta pregunta, puesto que considero que hace años no nos hacíamos. Con esto no quiero decir que todo se hiciera mal, sin embargo, sí creo que existen cosas mejorablesy el primer paso es ser consciente de aquello que tengo que mantener y aquello que debo mejorar o incorporar. Es necesario hacer una autocrítica siempre constructiva.Por tanto, para humanizar hay que promover acciones que se basen en un liderazgo humanizado con líderes que refuerzan, impulsan y ponen en valor la cultura de humanización entre las personas de la organización y gestionan el cambio de manera eficaz. El modelo debe estar basado principalmente en conductas y entornos que favorezcan la humanización de las personas (pacientes, cuidadores / familiares, y los profesionales).

La humanización de la gestión debe estar basada en modelos de trabajo donde se planifica, se gestionan alianzas externas, proveedores y recursos internos; la gestión también debe estar basada en el respeto, y en dar valor a los profesionales y la organización.

4.¿Opina que los valores y la ética van de la mano a la hora de re-humanizar la organización?

Rotundamente sí. Maya Angelou tiene una frase que creo que responde a esto: “He aprendido que la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo los hiciste sentir”. Esto debe impregnar a la organización de arriba a abajo y de un lado a otro. Es función de todos los que intervenimos en esta ecuación tratar de asegurar que trabajamos por y para las personas, siempre en base a códigos éticos y a unos valores positivos.

5.¿Dónde debe iniciarse la humanización?

La humanización debe iniciarse desde mi punto de vista con los estudiantes de las disciplinas que se van a desarrollar en los centros y servicios sanitarios. Creo que en la actualidad se está potenciando enormemente el post-grado y la especialización, pero se nos olvida, que las bases se asientan antes, en las aulas de aquellos que dentro de unos años serán “los médicos, los enfermeros, los psicólogos, profesionales no sanitarios, etc. en definitiva, los profesionales que atienden y nos atenderán”.

Creo que tenemos una asignatura pendiente: es importante estar cualificado para curar y CUIDAR.

6.¿Conoce a algún personaje histórico que fuera humanizador?

Yo admiro a la Madre Teresa de Calcuta, la cual dedicó su vida a los enfermos, tratando der dar dignidad a los olvidados, aquellos que estaban en las calles enfermos y moribundos. Eso es humanizar.

7. Por su experiencia como Subdirectora General de Humanización en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que tendría que hacer el Proyecto HUGES a nivel formativo?

Yo os animo a formar líderes y gestores que conozcan lo que es la cultura de humanización y cómo potenciarla, trabajar y entrenar a las personas a comunicar, motivar y reconocer lo positivo y los logros, formar en crear organizaciones saludables.

También aprovecho para felicitaros por la creación de este proyecto, siendo la “lupa” que agranda la imagen de aspectos que todos debemos conocer.

A %d blogueros les gusta esto: