¿Por qué nos hicimos líderes? by Pedro Jaén

Recuerdo mis primeros días como líder formal “supervisor”, mis dudas, mis miedos y, por qué, no todas las creencias que yo aportaba a ese nuevo cargo.

Nosotros optamos a ese puesto tras pasar una convocatoria interna, y de la noche a la mañana pasamos de ser compañeros a ejercer un cargo de confianza y otras responsabilidades con variables que no controlábamos, quizás por desconocimiento, quizás por exceso de optimismo. Tal es así que cada día, en lo que llamábamos reunión de equipo, lo importante no era qué estábamos haciendo, planificando o ni siquiera organizando; lo importante era manifestar nuestras dudas, frustraciones y desconfianza hacia todo y todos.

Pero un día le pregunte a nuestra directora: “¿tú sabes cómo y cuándo se pasa esto?”. A lo que ella me contestó: “piensa una cosa donde creas que has hecho justicia. Al lado seguro habrá alguien que piense que has hecho una injusticia. Lo importante es mantener siempre el mismo criterio” Somos cruelmente responsables de nuestras decisiones.

Creo que más de un profesional habrá tenido está experiencia u otra similar, y es que ser un líder informal sale solo, como aquel que dice. Pero es aquí donde me surge la pregunta,

¿Qué es ser un líder formal y por añadidura un Líder Humano?

En este punto os pido una cosa: olvidaros de aquel líder… que os cambiaba las guardias, vacaciones etc., Que era tan simpático/a. Que nos ayudaba cuando teníamos un pico de trabajo. Que no permitía que nos sacaran de nuestra planta. etc.

Más allá de las definiciones y tipos de liderazgo que encontremos, Líder es una persona que ejerce el Liderazgo.

¿Qué Somos? , O mejor, ¿En qué nos convertimos? Enfermeras/os, Gestores, Administradores, Apaga Fuegos, Bomberos Pirómanos (he conocido a más de uno)… Ya se sabe la controversia que trae todo esto… que si debería estar en planta, que si los plannings los deberían hacer administrativos, que si siempre están reunidos…

Pero, ¿cuál es…la materia prima de un líder humanizado?:
Es el núcleo de personas con las que estableces contacto de forma directa o indirecta.
Son tus acciones abstractas y sus consecuencias.
Es el valor de la responsabilidad.
Es liderarte a ti mismo primero. El liderazgo comienza con auto-liderazgo.
Son tus ideas y, que se apliquen o no correctamente es siempre responsabilidad tuya. Ya sé que esto es duro pero tiene muchas ventajas en el desarrollo de este liderazgo.
Es interiorizar el STATUS QUO sin hacernos ningún tipo de pregunta. Pensemos que en enfermería, prejuzgando y creando ideas nuevas o caminos alternativos para encontrar una solución diferente, somos los mejores.
Es la coherencia ya que al día siguiente verás lo acertado o no de tus decisiones en tu particular espejo.
Es olvidarte de lo que todos piensan de ti. Ya que es imposible que puedas complacer a todos.

Vemos que ser líder no es una cuestión fácil y aún así…

¿Por qué me hice líder?

Cada uno dará una respuesta acorde con sus valores y creencias, pero yo voy a aportar una serie de ideas:
Por EGO
Por Carrera profesional
Por Curiosidad
Por ser un buen seguidor
Por las ganas de crear, empujar y el espíritu de lucha
Por ser una correa de transmisión entre los valores propios y los de la organización
Por fomentar el cambio
Por ayudar a los demás

En definitiva porque nos gusta ayudar, la responsabilidad y transmitir pasión por lo que hacemos.
Está claro que al final los líderes somos un colectivo de personas que tenemos la responsabilidad de guiar, motivar y sobre todo no defraudar a ese grupo de personas que día a día están en contacto con nosotros, tanto en los buenos como en los malos momentos.

¿Y tú? ¿Por qué te hiciste líder?

Publicación original de Pedro Jaén en su blog Comunicación Enfermera

By | 2018-01-16T12:49:26+00:00 enero 16th, 2018|Colaboradores, HUGES, Pedro Jaén|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

A %d blogueros les gusta esto: